Page Nav

Grid

GRID_STYLE
TO-LEFT

Pages

Ahora

latest

Entre la muerte, la Vacuna y la vida. Salga de la duda. “La población se debe vacunar sobre certezas y sin mitos”

El infectólogo y coordinador Nacional sobre Estudios Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud -OMS, Carlos Álvarez resolvió las du...

El infectólogo y coordinador Nacional sobre Estudios Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud -OMS, Carlos Álvarez resolvió las dudas sobre los efectos y síntomas que pueden causar las vacunas contra el nuevo coronavirus, haciendo énfasis en la importancia de la vacunación. Al respecto, el experto indicó que la vacunación es importante porque si bien todos queremos salir de la actual pandemia en el menor tiempo posible, la vacuna es una manera de superarla. "En efecto hay dos maneras, una es adquirir la enfermedad corriendo los riesgos y la otra es con la vacuna, dijo, añadiendo que la vacuna evitará que las personas se compliquen y en un tiempo mediano se llegará a la inmunidad de rebaño".
En ese orden de ideas, Álvarez explicó cómo actúan las vacunas en el organismo, indicando que lo que se hace cuando se vacuna a la persona es "engañar al sistema inmunológico. Cada vez que entra un microorganismo el sistema de defensa lo reconoce y le monta una respuesta para protegerse".
Añadió que "en el caso de las vacunas lo que se hace es que se le coloca una sustancia al cuerpo y esto hace que el sistema inmunológico lo reconozca para que cuando llegue el virus al organismo ya tenga las armas para defenderse", dijo, especificando que la vacuna no es el virus. Frente a algunas dudas de la población, el experto indicó que para el caso de la vacuna del covid-19, hay una tecnología novedosa. "Es una plataforma basada en ácidos nucleicos, en este caso ARN. Pero tenemos que reconocer que todos los seres humanos tenemos en nuestras células ADN, que es el material genético, y no es posible química ni genéticamente que el ARN de la vacuna se integre al ADN", dijo. Efectos adversos Recordó Álvarez que las vacunas contra el covid-19 han llevado unos procesos rigurosos, y el hecho de que se hayan desarrollado en tiempo récord no significa que son vacunas inseguras. "Es clave entender que lo que se hace con las vacunas es el cumplimiento de unas fases, cuando comienzan los ensayos en humanos lo que se busca es encontrar que lo que se está inyectando, no produce ninguna reacción adversa o severa", explicó.
Aquellas vacunas que pasan esa fase, llegan a otra para pruebas con 1.000 a 1.500 personas donde se evalúa la seguridad y adicionalmente cual es la mejor dosis e intervalos para administrarla. Luego viene la fase III que es ensayo en grupos grandes de personas de hasta 40 mil personas en donde se evalúa la capacidad de protección y la seguridad, es decir efectos adversos.
Por ello, indicó Álvarez, que "las vacunas del covid-19 aprobadas por las autoridades sanitarias, ya pasaron estas pruebas de Fase I, Fase II y Fase III en donde conocemos cuales son los efectos adversos más frecuentes, y que son similares a los de otras vacunas: dolor local al momento de la vacunación o malestar leve que desaparece entre dos a tres días". En pocos y raros casos hay reacción alérgica severa que se ha presentado con las vacunas de tipo ARN. "No es por el acido nucleico de la vacuna, es porque el ARN debe entrar a unas microcápsulas grasosas y algunas personas son alérgicas a esa grasa", explicó. De esta manera, el galeno indicó que un efecto adverso grave no se ha presentado con ninguna vacuna contra el covid-19. Alergias Ya definidas las fases y etapas de priorización en donde se vacuna primero a las personas que tienen mayor riesgo de complicarse, como son personas mayores de 60 años y con comorbilidades, estos grupos deben reconocer si tienen un antecedente de una alergia severa, para consultar con su médico la situación. En cualquier otro caso, pueden tener seguridad de la vacuna. Dicho así, Álvarez indicó que "para el caso de la vacuna de Moderna, los casos de alergia se han notificado en dos por cada millón de personas, lo que es una frecuencia bastante baja. Para la vacuna de Pfizer está en 11 casos por cada millón de personas". Añadió que, si se tamiza a las personas con efectos alérgicos graves, los casos van a ser menores. "Pero tengamos en cuenta que esas alergias suceden en los primeros 15 minutos, por eso la importancia que la persona que se vacuna debe quedar en observación media hora", enfatizó Álvarez. Dio indicaciones también sobre la anafilaxia, una reacción alérgica inmediata aguda en algunas vacunas, la cual también podría pasar en los primeros 15 minutos pero que podrá ser atendida por los equipos de respuesta con medicamentos. De esta manera el experto recordó que las personas lo que deben tener en cuenta es la severidad que han tenido en las alergias, si han sido leves, deben tener plena tranquilidad. Con lo anterior, Álvarez solicitó tener seguridad en la vacuna. "Primero porque ya conocemos las reacciones y cómo manejarlas; y segundo porque el riesgo de la enfermedad es mayor frente a los mínimos riesgos de las vacunas", dijo. Respuestas a la ciudadanía Álvarez dio lugar a responder inquietudes de la población, indicando que la oferta de vacunas por parte de varias farmacéuticas obedece a que ante la emergencia de contralar el covid-19, se empezó a trabajar paralelamente en una vacuna que permitió conocer qué plataformas eran exitosas para una vacuna.
"Lo que en un futuro puede pasar es que se desechen esas plataformas que demuestren que no están siendo efectivas y nos concentremos en las vacunas que han mostrado ser más útiles", indicó.
Respecto al por qué las mujeres embarazadas no se pueden vacunar, el experto indicó que las pruebas se hicieron en personas mayores de 16 años en donde no se incluyeron a mujeres embarazadas. "Lo que quiere decir que como la validación no se hizo en gestantes, no se conoce el detalle y cómo va a reaccionar", dijo, enfatizando que las personas con enfermedades autoinmunes se pueden vacunar. Frente a la eficacia, indicó que las vacunas del covid-19 tiene una muy alta, pero lo más importante es que una vez vacunadas las personas, sigan cumpliendo con las medidas de autocuidado y protección como uso de tapabocas, lavado de manos y distanciamiento físico.
"No existen alternativas milagrosas, el dióxido de cloro es para desinfectar superficies, pero no para consumo humano porque es toxico, corrosivo e irritante que puede causar náuseas, vomito incluso algo más severo", enfatizó Alvarez.
Finalmente recordó la importancia de cumplir los tiempos de la segunda dosis en el caso de las vacunas que lo requieren, dado que, si no se aplican en los tiempos estipulados, se puede perder la eficacia y efecto de la vacuna.

No hay comentarios.

Traductor