Civiles

Civiles
Civiles

Page Nav

Grid

GRID_STYLE
TO-RIGHT
HIDE_BLOG

Pages

Ahora

latest

Colorido, creatividad y amor por el campo se reflejaron en las carrozas frutícolas en este Torneo Internacional del Joropo 2022

Un  chigüiro  frente al sol Por: Jairo Rey Pardo. Comunicador social-periodista.   Nacida en la inspección de Aguas Claras en Granada - Meta...


Un chigüiro frente al sol

Por: Jairo Rey Pardo. Comunicador social-periodista.
 
Nacida en la inspección de Aguas Claras en Granada - Meta, la señora Liliana Sarmiento nunca imaginó que asistir al Festival de la Cosecha le cambiaría su vida. En el año 2003 viajó a Granada y observó muy detalladamente todo el desfile de carrozas frutícolas que para ese entonces eran muy planas.       

Analizó que a esos trabajos les faltaba algo, así que puso a volar la imaginación, le inyectó creatividad e hizo la primera figura con verduras y frutas que se producen en la región del Ariari del departamento del Meta. El resultado fue el imponente pavo que causó mucha curiosidad y despertó los mejores comentarios de propios y turistas.

De ahí en adelante empezó a moldear diversas figuras en gran formato y cada rato llegaban a su cabeza elementos del costumbrismo llanero que le daban los más altos puntajes en las competencias, logrando ser la sensación, porque pareciera que tuvieran vida y fueran a saltar de las carrozas.

Ella siempre ha estado pendiente de lo que se produce en Aguas Claras, para su momento el sector piscícola estaba en auge, por eso así nació su siguiente idea: construyó una cachama tan grande que se salía del cuadro de la carroza. Esa fue su firma, porque la campesina Liliana se volvió la madre de figuras de gran tamaño, inventando formas de tejer, los faldones y otros modelos muy novedosos. 

Tal fue la sensación de lo que hacía, que cada año ocupaba los cuadros de honor de cuanto concurso se atravesara en el camino, así que empezó la cosecha con cinco triunfos entre un tercer lugar, varios segundos y luego los primeros lugares que la ponían en lo más alto de este arte. Pero como en la vida no todo es color de rosa, a la par con sus alegrías venían sombras que querían bloquear su impulso y amargar la fiesta. 

Esa cadena de triunfos terminó el día que sorpresivamente la declararon fuera de concurso, ya que los presidentes de las Juntas de Acción Comunal empezaron a reclamar y a sentirse incómodos porque todos los años siempre ganaba Aguas Claras con Liliana a la cabeza. 





“Pasó el tiempo y en el año 2010 a mi pequeño pueblo llegó una hermosa camioneta con tres señores muy elegantes que venían de Villavicencio con fotografía en mano y buscaban a la señora que hacia las figuras, resulta que eran del Instituto de Cultura y Turismo… me volvió el alma al cuerpo, desde ahí he venido representando con mucho orgullo y elegancia las carrozas en Granada, comenta Liliana y continúa diciendo muy contenta: “En este Torneo Internacional 2022 que culminó hace pocos días, en el Joropódromo, ahí me tuvo el gobernador representando las carrozas y paramos tráfico en los municipios de Villavicencio, Granada y Puerto López, porque la gente se atraviesa, toma fotos, videos, selfies, el público admira mucho este arte. 
Por eso mi agradecimiento y el de Aguas Claras va dirigido a la directora de Cultura, Camila Arismendi; al director de Turismo, Luis Carlos Londoño y al gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, porque son personas tan nobles que les escribo o los llamo y a los 10 minutos ya me están contestando, por eso desde el fondo de mi corazón para ellos mi más alto sentido de gratitud”. 

Arpa, cuatro, maracas, parejas de baile, chigüiros, palomas, caballos, vacas “La vaca loca” hormigas, abejas, el sol y muchas más figuras forman parte de los 144 trabajos que son la gran familia de Liliana. Estas carrozas son elaboradas con yuca, plátano, café, caña de azúcar, cáscara de cacao, piña, aguacate, maracuyá, limón, guayaba, naranja, mandarina, papaya, maíz, mango, lulo y ahuyama entre otros productos que se cultivan en esta tierrita. En la gráfica: Liliana Sarmiento, la mujer de las figuras mágicas.     

Liliana no es de las que se sientan a dirigir, también se embarra y se compenetra con el trabajo, además recibe el apoyo de la familia y de otras personas que contrata, porque tanto ella como muchos otros grupos, igualmente viven de lo que les pagan las alcaldías, las empresas, así como los Institutos de Cultura y Turismo.

Una gran sonrisa se refleja en el rostro al contar situaciones anecdóticas que le han sucedido. Resulta que al elaborar las carrozas con frutas y verduras, la forma de unirlas es tejiendo, así que acomodando los productos se mancha de plátano, del barro que tiene la yuca y los néctares de la fruta que le ensucian la ropa a tal punto que siempre la miran con recelo y desconfianza, prueba de ello es lo que le sucedió en Medellín cuando culminaron su labor casi a la media noche.

Con todo el equipo salieron a buscar comida, estaban cerrando un asadero de pollos, se acercaron rápido, tocaron, salió una señorita que las miró de arriba abajo y les dijo: “Ya no hay limosna para dar”. Liliana le explicó “Señorita que pena, nosotros somos las que estamos armando unas figuras en el parque”, pero la desconfianza seguía. En ese momento un joven dijo que las había visto allá encaramadas trabajando. La señorita procedió a abrir la puerta, les vendió comida, así lograron calmar las ansias, coger fuerzas y volver a la tarea que las tenía de visita en la capital de Antioquia, donde también recibieron la aceptación del público. 

En Villavicencio después de trabajar, le dijeron que fuera a la oficina a reclamar unas manillas que les permitiría entrar a otro evento...  de nuevo surgió la desconfianza de quien únicamente observa la forma de vestir de las personas. Ahora la secretaria le manifestó “las señoras del aseo y las que recogen la basura entran por otra puerta”. Liliana soltó la risa y le dijo “Señorita, yo soy la que estoy diseñando las carrozas”. Sorprendida agachó la cabeza y le ofreció disculpas. 

En Puerto López en pleno Joropodromo de este año 2022, una señora que estaba observando las carrozas comentó: “El hombre que hace estas carrozas en un verraco”. Nuestra artesana protagonista de esta historia, como acostumbrada a ese tipo de desatinos, con entereza y firmeza contestó que ella era la artífice de las carrozas frutícolas, a lo que la señora incrédula y sorprendida le repitió: “No, una mujer no es capaz de hacer estas obras tan grandes”. Liliana dejó así para no entrar en discusión.

Con estas figuras se ha presentado también en Corferias, en Bogotá, de allí salió por el arco del triunfo, pero su aspiración es traspasar las fronteras, es decir, participar en festivales y muestras en otros países, por eso guarda la esperanza de ser tenida en cuenta por el Instituto de Cultura o de Turismo a través de la gobernación, cuando tengan la intención de llevar artesanos a seguir enamorando al mundo de estas maravillas que se elaboran con los frutos de la tierra metense.

“Mientras Liliana Sarmiento tenga vida, las carrozas de Aguas Claras siempre estarán presentes
en los eventos donde sean invitadas”

Históricamente las coloridas carrozas agrícolas nacieron dentro del marco del Festival de la Cosecha en Granada y las carretillas frutícolas en Lejanías, ambas localidades del departamento del Meta. 
Estas dos actividades son muy importantes porque se constituyen en la vitrina donde los campesinos dan a conocer la variedad de productos que se cultivan en sus tierras. Por eso todos los años las comunidades se dan a la tarea de engalanar las calles con imponentes figuras como las de Liliana, quien junto con otro buen número de participantes le brindan mas atractivo al turismo.

Vale recordar que mediante la resolución 2291 de 2019  la entonces gobernadora del Meta, Claudia Marcela Amaya García (2016-2019) firmó el acto administrativo con el que se declaró patrimonio cultural inmaterial del ámbito departamental, las carrozas agrícolas de Granada y las carretillas frutícolas de Lejanías. 

Ahora el mandatario Juan Guillermo Zuluaga Cardona las incluyó en el Torneo Internacional del Joropo -Miguel Ángel Martín- 2022, llevándolas a otros municipios y buscando también convertirlas en patrimonio cultural de la Nación.

Liliana volvió a su Granada del alma, dejándonos en la retina tan maravillosas carrozas que con el paso de los días son valoradas bienes culturales de esta región metense, donde se busca que el campo y la ciudad siempre vayan de la mano, para que al uno le vaya tan bien como al otro.  

No sobra decir que cuando se quiere se puede y con esta mujer dedicada a pensar en grande, así como grandes son sus obras, la mirada de muchos mandatarios y empresarios estará puesta en este número 3144786966 donde pueden conversar o contratar a Liliana, para que le coloque el toque mágico a un proyecto que vaya enfocado a vestir con los colores del arco iris, más carrozas, cientos de figuras y por supuesto una idea hecha realidad, en cualquier pueblo o cualquier ciudad. 

No hay comentarios.

Traductor