Civiles

Civiles
Civiles

Page Nav

Grid

GRID_STYLE
TO-RIGHT
HIDE_BLOG

Pages

Ahora

latest

Hoy les tenemos una historia triste, pero con un final feliz. Una familia desplazada pasa del sufrimiento a la gloria.

  Este es el otro horizonte que brilla  para la familia Jiménez Después de 20 años de desplazamiento, familia víctima de Farc EP en Puerto L...

 

Este es el otro horizonte que brilla
 para la familia Jiménez

Después de 20 años de desplazamiento, familia víctima de Farc EP en Puerto Lleras, Meta, será compensada.

Mediante la gestión judicial de la Unidad de Restitución de Tierras, el Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Villavicencio declaró la calidad de víctima de abandono forzado a una familia que fue desplazada por las Farc EP y ordenó compensarla con un nuevo predio, debido a las restricciones ambientales del terreno.

La familia Jiménez*, integrada por una pareja y sus cuatro hijos, volverá a contar con una vivienda propia, tras 20 años de desplazamiento y abandono de su predio como consecuencia de la violencia ocasionada por las Farc EP en zona rural de Puerto Lleras, Meta. 

El Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado de Restitución de Tierras de Villavicencio ordenó el reconocimiento de una compensación por equivalencia medioambiental, debido a que el predio se encuentra en zona de riesgo de inundación y no puede ser habitado.  

En el año 1994 la pareja de esposos adquirió el predio La Esmeralda de 7 hectáreas y 6.196 metros cuadrados en el que construyeron unas mejoras y se dedicaron a cultivos de pancoger y crianza de animales. 

Su tragedia comenzó en 2002 cuando guerrilleros del frente 26 de las Farc EP comenzaron a transitar por la finca e incluso tomaban gallinas, productos y otros elementos. Además, informaron al jefe del hogar que debían abandonar el predio, so pena de someterlos al reclutamiento forzado de sus hijos y de atentar contra las vidas de esa familia. 

Ante estas amenazas, los Jimenez* no tuvieron más remedio que huir hacia Bogotá, para salvaguardar sus vidas. Con el paso del tiempo, acudieron a la Unidad de Restitución de Tierras, entidad que llevó su caso ante la justicia, logrando que fueran declarados víctimas de desplazamiento y abandono forzado de tierras y a la vez, se ordenara la compensación por equivalencia medioambiental. 

Con acompañamiento de la Policía, esta familia
 llega a una nueva vida. 

Jenny Andrea Capote, directora territorial de la Unidad en Meta, explicó que “en este caso, la familia Jiménez* no podrá retornar al predio abandonado porque se encuentra ubicado en Zona Ambiental Alta, y, por lo tanto, la trasferencia del dominio del terreno pasará a Cormacarena, mientras que la Unidad les comprará un nuevo predio en el lugar que ellos elijan. Además, se ordenan otros beneficios para esta familia, como: subsidio de vivienda, condonación de deudas por concepto de impuestos, proyecto productivo y acompañamiento de las entidades del Estado”. 


No hay comentarios.

Traductor