Civiles

Civiles
Civiles

Page Nav

Grid

GRID_STYLE
TO-LEFT

Pages

Ahora

latest

Más de 490 mil colombianos en zonas rurales han accedido a agua potable por primera vez a través de los esquemas diferenciales.

  Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio informó que con el subsidio rural se han favorecido casi 156 mil familias de la zona rural del...

 

Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio informó que con el subsidio rural se han favorecido casi 156 mil familias de la zona rural del país y se han desembolsado $22.009 millones de pesos a más de 500 acueductos rurales. 

El Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero, recordó que los esquemas diferenciales serán fundamentales para lograr la meta trazada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de alcanzar la universalización del agua en 2030.

Con éxito culminó el II Congreso de Agua al Campo, realizado en Armenia (Quindío), liderado por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, y que contó con el apoyo de la Gobernación del Quindío, el Plan Departamental de Agua del departamento, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y de la empresa privada.

El objetivo del Congreso fue mantener y fortalecer el diálogo abierto y participativo con las asociaciones comunitarias que lideran los temas de prestación de servicio y el aprovisionamiento en las zonas rurales. Adicionalmente, se socializaron los avances en materia normativa, regulatoria y de política pública en el sector de agua y saneamiento rural, con los cuales se ha puesto en marcha un enfoque diferencial para lograr que se cierren las brechas en materia de cobertura, continuidad y calidad en el campo colombiano.

El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón, aseguró que “los esquemas diferenciales son una realidad que se materializó durante este Gobierno. En este proceso de tener más proyectos y más inversión, ya tenemos 6 fábricas de proyectos para llegar a zonas rurales dispersas; hemos constituido 272 asistencias técnicas, logramos culminar 59 proyectos que acumulan una inversión de $217.645 millones de pesos y conseguimos que más de 490 mil colombianos de zonas rurales accedieran a agua potable por primera vez.” 

Uno de los puntos importantes que se trató en el evento, fue el balance en la implementación del subsidio rural de agua. “En el marco de la emergencia sanitaria del coronavirus, el Gobierno Nacional, en cabeza del MVCT, creó el primer auxilio de la historia a los acueductos rurales, para garantizar que no se interrumpiera la continuidad en el servicio de agua en medio de la pandemia. Con este subsidio al pago del servicio de acueducto se han favorecido casi 156 mil familias de la zona rural del país quienes vieron reducido en promedio el 69,9% del valor de su factura mensual, se han desembolsado $22.009 millones de pesos a más de 500 acueductos rurales, además, facilitó no solo asegurar la prestación del servicio, sino que además se mejorara en materia de cobertura, calidad y continuidad.” agregó el Ministro Malagón.

Para el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, el programa Agua al Campo ha sido un éxito. “Aplaudo que el Gobierno Nacional haya creado esa estrategia de prestación diferencial sostenible para garantizar el acceso al agua de todos los colombianos” puntualizó el Gobernador. 

Por su parte, el viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero, explicó que “estamos en un momento histórico para garantizar la equidad en el país, especialmente en el sector de agua. Si las cosas seguían como venían, la universalización del agua se habría logrado alrededor del 2050; pero nuestra meta ha sido trabajar para dejar encaminado al país en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, de lograr la universalización del agua en 2030 y para ello se necesita de determinación política, mayores inversiones, asistencia técnica, mayor y mejor recolección de información y un trabajo coordinado entre todos los niveles de gobierno y la comunidad.”

Sobre la inclusión de las comunidades en la implementación de los esquemas diferenciales, puntualmente en Agua al Campo, el Viceministro Acero subrayó que “uno de los grandes problemas que tenían los procesos de construcción y ejecución de políticas públicas en materia de agua era la no inclusión de la comunidad y por eso creamos espacios directos para escuchar y construir con las comunidades y, así, desarrollar acciones y programas más eficientes. Fue así que creamos la primera mesa de gestión comunitaria del agua en el 2018, que desde entonces ha tenido 17 reuniones sobre diferentes temáticas”.

Asimismo el Viceministro presentó una estrategia de divulgación de la politica rural “para evitar el fenómeno del teléfono roto en la información de política que baja a los prestadores y comunidades. Los planes departamentales y municipios podrán hacer uso de estos recursos y adecuarlos con su información e imagen territorial”. 

Dentro de la agenda del II Congreso, se abordaron temas como el financiamiento para el desarrollo de la política rural de agua y saneamiento básico, los avances en la implementación de esquemas diferenciales rurales, las necesidades en la gestión comunitaria de los servicios de agua y saneamiento, la asistencia técnica y fortalecimiento comunitario, los esquemas tarifarios, el plan de gestión rural y se hizo un llamado a que esta iniciativa se convierta en una política de Estado que trascienda en el tiempo.

No hay comentarios.

Traductor