A través del fortalecimiento del Punto de Atención a Víctimas –PAV-, el Gobierno ‘Unidos Podemos’ logró incrementar en el 2016 el número de atención a la población víctima del conflicto armado residente en Villavicencio, orientando a 129.624 personas que así lo requirieron.
Andrea Ballén, directora de Víctimas de la Secretaría de Gestión Social y Participación Ciudadana del municipio, indicó que durante el 2016 se incluyeron en el Plan de Desarrollo Municipal 15 metas que fueron adaptadas a los lineamientos de la Política Pública de Víctimas, permitiendo una mayor y mejor atención a esta población en la capital del Meta.
La funcionaria resaltó que la administración municipal estableció “un apoyo de subsidiaridad con la Unidad de Víctimas por más de 252 millones de pesos y se realizó la aprobación del Plan de Retornos y Reubicación con 1.068 familias, incluyendo un capítulo especial para la comunidad Uitoto”.
Así mismo, enfatizó en que por primera vez en el municipio se estableció un convenio de cofinanciación con la Unidad de Atención y Reparación Integral a Víctimas (UARIV), mediante el cual 150 familias se beneficiarán con generación de ingresos a través de proyectos productivos.
Por su parte el alcalde Wilmar Barbosa Rozo, durante la reciente Audiencia Pública de Rendición de Cuentas (foto), resaltó la entrega de 474 libretas militares a igual número de hombres víctimas del conflicto armado, que fue posible gracias un acuerdo interinstitucional con el Ejército y la Unidad Nacional de Víctimas.
“Entregamos 474 libretas militares a víctimas en tres jornadas destinadas para tal fin, mientras que en las en las jornadas móviles del Punto de Atención a Víctimas, se atendieron 976 personas”, precisó el mandatario local.
Finalmente, dijo que el año pasado se entregaron 1.514 ayudas humanitarias inmediatas a familias víctimas y se otorgó el beneficio de 190 millones de pesos a dos familias, a través de sentencias de restitución de tierras.

Pin It en Pinterest

Compartir esto

¡Hola!

Comparte con tus amigos!